Marine Seghezzi

img_20160513_093221

Me llamo Marine, tengo 19 años, soy francesa y ahora estoy estudiando en Montreal, en Canadá. Durante 6 semanas entre los meses de mayo y de junio, apoyé la fundación de Pies Descalzos en el colegio que tiene en Cartagena.

¿ Por qué quisiste ser voluntaria?

A mi, me encanta la cultura Sur Americana. Viví en Venezuela de 2010 hasta 2013 y quería recobrar la cultura Sur Americana, pero también el ambiente característico de la región del Caribe y hablar de nuevo en español. Nunca había trabajado con niños antes, pero me gustaba la idea de trabajar con niños y enseñarles el ingles. Para mi, el ingles siempre ha sido algo que quería dominar y después de años de trabajo, me gusta compartir mi conocimiento sobre esta materia. Por eso el voluntariado era la mezcla perfecta para regresar a américa del sur  y al mismo tiempo enseñar el ingles a niños.

 ¿Cuál era tu percepción de Colombia antes del viaje?

En 2011, vine a pasar una semana en Cartagena para visitar la ciudad. Después de esta visita, tenia en la mente un centro histórico y unos monumentos preciosos y también de las playas. Esta vez, regresé para vivir y conocer la ‘otra Cartagena’. El contraste entre las dos partes de la ciudad es chocante por la diferencia de riqueza. Colaborando con la Fundación Pies Descalzos, trabajo con niños que vienen de medios difíciles, a menudo viven en familias descompuestas y ensambladas. Los niños aprenden a proteger sus cosas personales y no les gusta compartir lo que tienen y están acostumbrados a arreglar problemas a través de peleas.

¿Cómo te han tratado las personas de Cartagena?

En Cartagena, estoy viviendo en la casa de una familia que vive cerca del colegio. Tengo la suerte de llevarme bien con la familia quien me hace descubrir la cultura Colombiana, (visitas de la ciudad y compartiendo conmigo su comida). En el colegio, los estudiantes son niños con mucha energía y es a veces difícil para ellos de quedarse sentado y escuchar el curso, pero también, son niños curiosos y tienen mucho amor y por eso nos entendemos bien. Los profesores de la escuela tienen respeto por el trabajo que hago con el colegio y los niños, nuestros diálogos empiezan y terminan en el salón de clase.

¿ De qué manera estas apoyando al colegio? ¿De qué forma crees que estas influyendo en la formación académica de los estudiantes?

En el colegio, estoy enseñando inglés a niños de 1°, 2° y 3° grados. También ayudo los profesores durante la hora del almuerzo. Mi trabajo consiste a preparar cursos de inglés para los estudiantes y de esta manera ayudar el colegio a fortalecer la educación de los niños. Pero, mi tiempo en el colegio no se resume solamente a las horas de clase y del almuerzo sino también a la hora del descanso porque los niños son curiosos y un extranjero les intriga. Juntos compartimos nuestras culturas, yo les hablo de la nieve y del invierno Canadiense, de la ciudad de París que vieron en la película Ratatouille y ellos me hablan de sus familias, de las cosas que les gustan hacer durante sus fin de semana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s