Xavier Franquesa

testimonio-voluntariado-xavier-franquesa-01

En un principio lo que me motivó a venir a Colombia como voluntario fue mi mujer Laura. Ella era la que tenía muchas ganas de realizar un voluntariado. La idea era incluir en nuestro viaje una parte solidaria, donde poder ayudar a niños o comunidades vulnerables. Pero a medida que se acercaba el momento de empezar el voluntariado fueron creciendo en mi unas ganas de ver, conocer y ayudar a personas menos favorecidas y enseñarles todo lo que pudiera.

Ya sabíamos por la web de Pies Descalzos que la zona era muy pobre, pero cuando lo ves con tus propios ojos no deja de sorprenderte. Las casas echas con trozos de madera, las calles en mal estado, niños pequeños solos por el barrio, son cosas que uno no está acostumbrado a ver. Después llegas al colegio y el contraste es mayúsculo. Tan imponente, nuevo y en medio de este barrio tan pobre. El primer pensamiento al verla es: con esta escuela, los niños del barrio por fin podrán tener un futuro mejor.

Mi formación académica es el mantenimiento electromecánico de instalaciones por lo que mi perfil no encajaba mucho en esta escuela, pero mi gran pasión es el vídeo y la fotografía. A través de ello he podido participar en varios proyectos de la escuela como el Programa Padrinos o el Proyecto Contadores del Peyé, done ayudo a la Fundación y a los niños con mi material y mis conocimientos.

Mi experiencia está siendo de lo más positiva. A estos niños se les ve súper agradecidos con la escuela y con la formación que se les brinda. Me encanta mezclarme con ellos para hacer los proyectos y ver como se interesan por lo que haces, de donde eres, como es donde tu vives. En general, tanto alumnos como profesores, nos han acogido muy bien y han hecho que venir aquí cada mañana sea de lo más motivador.

Yo les estoy enseñando todos mis conocimientos en fotografía y vídeo y espero que a algún niño le sirva para despertar su pasión por este mundo o para encontrar un futuro profesional en este sector. Y en general, que estos niños reciban voluntarios de todo el mundo, les ayuda a conocer distintas culturas, distintas formas de trabajar y, por ejemplo, también les da la oportunidad de poder conversar con ingleses nativos, entre muchos otros beneficios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s